Una imagen vale más que mil palabras

anillo mujer virtuosa

Mi esposo no necesita darme un tour por el Caribe por el día del amor (aunque no me caería mal en tal caso jeje); a veces lo más sencillo transmite todo lo que no dice.  Este es un resultado de su hobbie fotográfico 🙂

Anuncios

Amor…

Aunque tenga tres Doctorados en Lenguas, y trabaje de traductora e intérprete para las Naciones Unidas en ocho diferentes idiomas, y no tengo amor, lo que saldría de mi boca no sería mejor que el sonido del chipote chillón del Chapulín Colorado.Y si fuera un ama de casa con título de Chef certificado, y mis invitados estuvieran siempre encantados con mi comida, y enseñara a cocinar gratis en mi tiempo libre, pero no tengo amor, nada soy.

Y si entregara todas mis tardes para ir con la unión de damas a visitar enfermos, hogares de niños, y separara del presupuesto de comida del mes para alimentar a otra familia necesitada, y no tengo amor, de nada me sirve.

El amor hizo que pudiera esperarte un año y medio para estar juntos. Hace que ponga una cucharada más de arroz y dos trocitos más de pollo en tu plato. Permite que no tenga envidia de que puedes comer lo que te da la gana sin engordar. Hace que nunca me jacte de tenerte y comience a tomarte por sentado. El amor hace que no presuma cuando te he sugerido algo y me has dado la razón.

El amor hace que no me vista como una quinceañera (aunque quisiera poder hacerlo) y hacerte pasar vergüenza en una reunión. Hace que no me importe que no compremos el auto nuevo de la marca que quiero. Permite que decida reírme aunque tenga ganas de tirarte un plato por la cabeza. El amor hace que no recuerde que me dejaste sin llave y sin poder entrar a la casa el 17 de Abril del 2005.

El amor no me permite decir “te lo dije” cada vez que algo te va mal, y me llena de alegría cada vez que tienes éxito.

El amor hace que esté dispuesta a pasar por cualquier problema, a creer en ti siempre, a esperar por ti toda una vida si es necesario, y a soportarte con todos tus defectos y virtudes.

Porque el amor nunca deja de ser, y doy gracias a Dios que es así.

Adaptación de 1 Corintios 13:1-8