Conceptos invertidos

Esta mañana estuve leyendo un artículo donde se daban recomendaciones a las novias en el caso de que hayan quedado embarazadas en medio de los meses de preparación de la boda.  Muy naturalmente el autor hablaba de correr la fecha de la ceremonia si era necesario, arreglar el vestido, juntar el baby shower con la despedida de soltera, consideraciones sobre el lugar de la luna de miel, y hasta contemplar el cuartito extra para el bebé si ya estaban los novios comprando casa.

Obviamente el artículo contaba con comentarios de algunas chicas que habían pasado por esa experiencia, y que estaban compartiendo sus opiniones acerca de cómo se las arreglaron para tener una boda con panza incluida.  Uno de los comentarios sin embargo venía de una chica que, en muy buenos términos, habló de la hermosa experiencia que es llegar al matrimonio libre de complejos y culpas, además de defender la abstinencia diciendo que no hay nada como entregarse por primera vez a la persona con la cual se ha hecho un compromiso de por vida.

¡La respuesta fue avasalladora!  Todos los comentarios de ahí en adelante se dedicaron a lanzar “palos y piedras” en contra de lo que había dicho esta chica.  Uno de ellos literalmente decía “ese tipo de comentarios deben dejarse en el armario, ya estamos en el siglo XXI”.  La tacharon a esta muchacha de ignorante, de no saber lo que dice y de estar llena de prejuicios, ¡incluso de estar en contra de la bendición de Dios de tener un hijo!

Es una verdadera pena… realmente me duele en el alma.  Dios tenía la razón cuando claramente Él dijo que “el hombre llamaría a lo bueno malo, y a lo malo, bueno”.  Revisemos un poco los conceptos:

– Tener relaciones con alguien porque, después de todo “estoy enamorado/a”.

– Llevar a cabo la ceremonia de casamiento como una simple formalidad que cumplir con la sociedad, para no dar qué hablar cuando se vea la barriga del embarazo.

– Pretender que Dios llama a esto bendición!

Todo esto: BUENO

– Evitar tener relaciones sexuales porque se considera que es un regalo de Dios para disfrutar dentro del matrimonio.

– Esperar y elegir sabiamente al compañero de vida y unirse a él en una ceremonia con significado profundo y un pacto ante amigos, familiares y Dios.

Resultado: retrógrada, ignorante, prejuicioso, anticuado… en otras palabras: MALO

Ahora, por favor no malinterpretar, no estoy en ningún momento diciendo que los hijos no son bendición de Dios.  ¡Claro que lo son!  Pero Dios también nos ha prometido que si nos da una bendición, con ella no añadirá tristeza… ¿cuántas veces hemos visto la tristeza que trae un embarazo no deseado?  Dios, como Padre, nos está dejando acarrear las consecuencias de nuestros errores.  Dejemos de echarle la culpa a Él de que permite tanto aborto y niño abandonado.  Dejemos de señalar a Dios cuando somos nosotros los que, llamando a lo malo “bueno”, hacemos exactamente lo que nos trae culpa y tristeza después.

4 pensamientos en “Conceptos invertidos

  1. cri! espero que veas esto. Me gusto mucho el post. Solo me gustaria aclarar algunas cosas que tengo en mente pero no me gustaria ponerlas aqui… hay un correo al q te puedo escribir??

    • Hola! justamente para eso se creó el grupo de discusión. Tuve un tiempo consejería individual pero se volvió demasiado así que esta es la mejor solución, un espacio privado en el que podemos discutir ciertos temas y escuchar varias opiniones. Así que anímate y regístrate, el link lo encontrarás en la barra lateral (yahoo groups). Cariños!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s