La verdad acerca de tu “Sí, acepto”

Continuación del artículo: “Descifrando el código interno de mi esposa”

Este es el primer artículo de la serie que te llevará a descubrir verdades profundas en el corazón de tu esposa.  Talvez haya muchas cosas que no entiendas, incluso que te dejan perplejo acerca de su comportamiento, pero como veremos en las semanas siguientes, todas aquellas cosas que parecen incomprensibles, responden a una necesidad insatisfecha dentro de ella.  Esta información te servirá para entenderla, comprender finalmente cómo funciona su “cabecita loca”, y poder amarla y satisfacerla de acuerdo a ello.  Una aventura imposible?  No lo creo, e irás descubriendo por qué.

Piensa en los tratos que has concretado en tu vida.  Un auto, una casa, un empleo.  Viste lo que querías, hiciste lo que tenías que hacer para obtenerlo… y viniste a casa con un trato cerrado.  Sin embargo, ninguna transacción se compara con ganar una esposa.  Fuiste tras ella con toda la creatividad y todos los recursos que pudiste reunir, y el trato estuvo hecho.  El día de tu boda fue el día en que le probaste tu amor al mundo y a ella.  Tu matrimonio parece a las claras el trato más cerrado de toda tu vida.  ¿No es cierto?

Bueno, no precisamente.

No es que tu esposa siga buscando afuera a otros posibles candidatos.  En un sentido que los hombres casados no comprenden de verdad, tu esposa no se siente amada en forma permanente una vez que se firman los papeles del matrimonio.  Es cierto, ella sabe que la amas, pero hay períodos en que sus sentimientos necesitan del convencimiento y la tranquilidad.  Oculto dentro de la mayoría de las mujeres, está latente la inseguridad de si su hombre las ama en realidad y si su relación está bien.  A menudo, esta sensación de vulnerabilidad puede estar debajo de la superficie de sus mentes, pero cuando se dispara, la mayoría de la mujeres muestra señales de angustia hasta que se resuelve la preocupación.  Ellas dan “señales de aviso de angustia”:

– Te pregunta constantemente si la amas

– interpreta tu necesidad de espacio o tiempo como un indicio de que estás molesto con ella y de que tratas de alejarte

– quiere hablar, hablar y hablar acerca de la relación y de ustedes

– parece volverse crítica y avasalladora sin ninguna razón

– se pone rezongona o demasiado emotiva y parece alejarte de ella, pero se siente infeliz o se enoja cuando permaneces alejado.

Para volverse loco eh?  Pues no es tanto así.  Muchos de estos comportamientos están relacionados y son fáciles de resolver.  Pero es importante que entiendas cómo son estos sentimientos para ella primero:

– Frecuentes.  Encuestas revelan que siete de cada diez mujeres tienen en su mente su relación y lo que sus hombres sienten por ellas “de vez en cuando”  hasta “casi siempre”.

– Dolorosos.  Estos sentimientos causan dolor a veces extenuante, y puede dejar a una mujer sintiéndose preocupada, retraída en lo emocional, deprimida o afectada de alguna manera visible.

– Son resistentes a la “lógica”.  Es decir, ella puede saber que la amas, pero no es lo mismo que sentirse amada.  Para ella, si no se siente amada, es lo mismo que no ser amada.

Ahora, ¿qué es lo que causa estos sentimientos?  Hay cosas que los disparan: el conflicto, el retraimiento por parte del hombre, el silencio, el estar agotada con las exigencias del día a día, los problemas sin resolver en la relación.  Todos estos son indicadores de que ella necesita ser reafirmada en tu amor.

Cómo hacer para resolver estos sentimientos de angustia e inseguridad?  Pues hay dos cosas que puedes hacer como esposo.  Frente a la inseguridad, proporciónale tranquilidad, y nunca dejes la conquista.

He aquí una lista de cosas que puedes hacer para darle tranquilidad:

– En el conflicto, asegúrate de que ella entienda que tu amor no está en juego y que el motivo del conflicto es algo completamente separado de ustedes.  Resuelvan el problema en conjunto, tratándolo como un ente separado.   Si hay enojo de por medio, dile que todo está bien entre ustedes y que necesitas algo de tiempo para meditar en el problema.  Y lo más importante, regresa!  A veces tomando la iniciativa de acercarte de nuevo, tendrás la mayor parte del conflicto resuelto.

– Si necesitas espacio, asegúrale que no se trata de ella.  Los hombres a menudo necesitan espacio para procesar las cosas, al contrario de las mujeres.  Esto hará que a ella le resulte más fácil dejarte espacio sin malinterpretar tu necesidad.

– Si ella está molesta, comprende que no necesita espacio… necesita un abrazo.

– Si necesita hablar sobre la relación, haz lo posible por escucharla sin ponerte a la defensiva.  Para ella esto es un nexo para resolver sus problemas, no es un ataque contra ti.  No lo tomes como crítica, porque no lo es.

– Por último, aunque quiera alejarte… sigue asegurándole tu amor.  Veamos el testimonio de una mujer que lo dice claramente:

Uno tiene que darse cuenta de que, si una mujer dice: “Necesito saber que me amas” y el hombre le dice por obligación: “Te amo”, bueno, eso en esencia no tiene significado: es como si ella le hubiera hecho decir algo que no sentía.  Por lo tanto, si se siente confundida y descuidada y en verdad quiere que le dé seguridad en cuanto a sus sentimientos, sencillamente ella no puede preguntar.  Y si están en desacuerdo, quizá ella esté un poco enojada con él, cuando él se le acerca, ella lo aleja aunque lo que más quiera sea que se le acerque.  Entonces, si él deja de lado su orgullo e intenta de nuevo, si se arriesga a tomarla de la mano y a decirle algo así “No te vayas, quiero saber lo que pasa”, eso atravesará sus defensas.  Le transmite a ella el mensaje que sin importar cuáles sean sus sentimientos en ese momento, ¡ah!, él la ama de verdad.

La segunda parte de tus recursos disponibles es la búsqueda, la conquista.  Es común que los hombres piensen que la conquista va de la mano del cortejo y no forma parte del matrimonio.  Por eso vemos tantas mujeres que se quejan que sus hombres ya no las tratan como antes.  Para ellas, ese momento mágico de cierre en el que se sienten amadas de manera permanente, completa y profunda no llega nunca, piensan que para eso está el resto de la vida matrimonial!  Por esta razón necesitan y merecen que se las busque todos los días.  Sólo pregúntate: ¿qué hice cuando la cortejaba que me hizo tan irresistible como para que me eligiera?

Ahora que sabes que la persecusión no ha terminado, lo único que necesitas es recordar hacer lo que antes surgía con tanta naturalidad.  Tiempo juntos, correspondencia, pequeños detalles.  El límite lo da tu imaginación.

Lo más probable es que tu esposa o novia cargue a cuestas una inseguridad invisible acerca de tu amor y también necesite que vengas detrás de ella, la mires a los ojos y le digas que la amas… y que no dejarás que se vaya a ninguna parte.

Próximo artículo:  “Función multitarea encendida”

2 pensamientos en “La verdad acerca de tu “Sí, acepto”

  1. En mi frustración de no entender el origen de los conflictos que están ocurriendo actualmente en mi matrimonio, por vez primera me di a la tarea de buscar información en internet sobre el tema.

    Me encuentro con este grandioso artículo que conforme lo leía me comencé a sentir comprendida.

    Mi mayor problema es que a pesar de que en mi matrimonio había una gran comunicación, parece que ahora todo eso se ha perdido y no logramos entendernos nunca más.

    Gracias por demostrarme a través de estas valiosas palabras, que no estoy sola, que no estoy loca, y que hay solución.

  2. Más que problemas en mi matrimonio, son problemas conmigo misma porque me siento incomprendida, que no encajo en la sociedad por mi manera tan pasional de ver la vida y de aferrarme a lo que amo.

    Al leer este artículo, entendí que no soy la única que se expresa y reacciona tal y como se describe en él, hasta parece que hablan de mí, y es bueno saber que no estoy loca y que si mi pareja quiere, puede comprenderme y satisfacer mis necesidades.

    Gracias por compartirlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s