Lo que espera el esposo: las 5 “A”

1. Admiración: la posición y naturaleza que Dios le dió: líder. Actitud positiva, no un enfoque negativo.  Aprecio sincero y reconocimiento.

2. Apoyo: en sus emprendimientos e iniciativas.  En sus luchas y en sus fracasos.  Recuerde que el que apoya no evalúa ni critica, sostiene.

3. Amor: a pesar de… con expresiones de afecto y cariño.  No utilizar el sexo como venganza.

4. Atención: cuidado, preocupación, interés por sus necesidades.  Servicio.

5. Aceptación:  él es especial y único, no una versión revisada y mejorada de usted.  No podemos cambiar a nadie por acción directa.

Lo que espera la esposa: Las 5 “E”

1. Empatía: ponerse en el lugar del otro, validar lo que piensa, validar lo que hace, darle importancia e interesarse.

2. Entrega total: sin reservas ni secretos.  No es un esposo compartido, ni con el trabajo ni con otras personas.  La entrega otorga seguridad, y la seguridad genera confianza y libertad.

3. Emociones manifiestas: expresar el cuidado y el aprecio.  Verbalizar el amor.  Tacto, abrazo, palabra, actitud.

4. Emprendimientos juntos: construir un nosotros, no polarización.  Actividades conjuntas, decisiones compartidas.

5. Equilibrio: en los roles que desempeñan los dos, en el uso del tiempo. No solamente trabajo, no solamente proveedor.

Los cinco lenguages del amor

Cada persona tiende a entregar amor de la manera como le gustaría recibirlo.  Es así como muchas parejas pasan años comunicándose amor de maneras equivocadas, y muchas personas sienten que su cónyuge ha dejado de amarlos, cuando en realidad no le está comunicando el amor que siente de la manera en que lo necesita.  Es como si yo hablara chino y mi esposo ruso, y ambos tratáramos de comunicarnos en nuestros respectivos idiomas.  No nos entenderíamos nunca verdad?  Entonces lo lógico es que yo aprenda ruso y él chino.  Por lo tanto es importante aprender cuál es el lenguage de amor propio y el de su cónyuge si queremos tener una relación satisfactoria.  Se han identificado cinco lenguages básicos, y usted también puede identificar más de acuerdo a su situación particular:

1. Contacto físico: son expresiones de cariño físico no sexual.  Tomarse de las manos, abrazos, palmadas en la espalda, un masaje, etc.  Generalmente son las mujeres las que tienen este lenguage, pero he conocido hombres también que necesitan del contacto físico diario.

2. Palabras de afirmación: se expresa mejor con afirmaciones directas y simples. “qué bien lo hiciste!”, “eres hermosa”.

3. Tiempo de calidad: no sólo proximidad, debe haber atención completa entre los dos.  Planifiquen tiempo juntos diariamente, sin interrupciones, para poder seguir conociéndose uno al otro.

4. Regalos: no tienen que ser costosos, son simples muestras de cariño, y nada mejor que sorprender al cónyuge con algo de vez en cuando.  Una de las ventajas de esto es que provee un banco de recuerdos de donde tomar en los próximos años.

5. Actos de servicio: ayudar con los platos y hacerse cargo de la aspiradora puede ser un acto de servicio del esposo hacia su esposa, así mismo el cuidado diario que ella le brinda cuando hace una comida especial o procurando que nunca le falte ropa limpia y planchada, son los actos de servicio más comunes.  Sea imaginativo!

Cómo descubrir su lenguage de amor?  Hágase estas preguntas:

– Qué cosas que su pareja hace o deja de hacer le duelen más profundamente?

– Qué es lo que más a menudo usted pide?

– En qué manera expresa por lo general su amor?

Recuerde, enamorarse no es amor porque es sin esfuerzo, no requiere disciplina.  Amor es una decisión de hacer lo mejor por la persona amada, aunque a veces no me nazca.  Lo bueno es que alimentando su relación con estos actos voluntarios, las emociones responden y se encontrará con “mariposas en el estómago” más a menudo de lo que piensa.  Inténtelo!