El poder de la mujer

Iban el Sr. Gobernador y su esposa en una limosina rumbo a una reunión social en el club de campo a las afueras de la ciudad, cuando pasaron por un edificio en construcción y se dieron cuenta que allí estaba trabajando un ex-novio de ella. Al ver esto, el Sr. Gobernador se dirige a su esposa:

– Lo ves cariño? Tuviste mucha suerte. Si te hubieses casado con ese tipo, hoy serías la esposa de un obrero de construcción.

La esposa muy astuta, responde:

– No, cariño. Si me hubiese casado con ese tipo, hoy él sería el Gobernador.

Nosotras tenemos una gran oportunidad y el poder de edificar a nuestros esposos, no los desaprovechemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s