Nueve pruebas para el matrimonio: La prueba de la gripe

Continuación del artículo: “Nueve pruebas para el matrimonio: La prueba del supermercado”

Si nunca has visto a tu amado/a cuando tiene la gripe, es mejor que esperes un poco. Si sólo se han visto a la luz de la luna o de los candelabros, piénselo bien. Tienen que verse en sus mejores y también en sus peores: cuando se sienten mal, se ven mal y huelen mal; cuando todo va mal.

Esta es la prueba de la realidad. Cuando se despiertan juntos después de la noche de bodas, no se van a parecer a Tom Cruise o a Nicole Kidman con el peinado, el aliento y la ropa perfecta (recuerda que ellos tienen todo un equipo de maquillaje!). En otras palabras, en la vida de casados lucirán exactamente igual que esta mañana cuando te miraste al espejo y te pegaste un susto! No vas a lucir mucho mejor cuando te cases.

Walter Wangerin dice en cuanto a esto: El amor es un poco mentiroso. El amor, el deseo de agradar y de que nos agrade, se siente tan bien cuando está satisfecho que nunca quiere parar. Por lo tanto, el amor edita los hechos para seguir sintiéndose bien…El amor nos idealiza a los dos.

La vida matrimonial se vive en el mismo mundo que vives ahora. La Prueba de la Gripe demanda que se vean a la luz del día con los dos ojos abiertos a la verdad inédita.

Necesitan ver mutuamente sus valores, sus hábitos, sus peculiaridades, sus estilos y sus preferencias. Es ella una persona nocturna? Qué tiempo pasa él en el sofá viendo “el juego”? La prueba de la realidad les pide que se conozcan bien por una razón fundamental: el matrimonio no los cambiará. Su manera de ser como solteros será más o menos la misma cuando se casen. El matrimonio los cambiará a ambos, pero en forma lenta, sutil y a veces imperceptible. No lo verán suceder pronto. Y no puedes obligar a tu cónyuge a cambiar. La realidad tiene que llegar para los dos antes que digan “lo prometo”.

La desilusión es una buena idea para una pareja! Cuando se desilusiona, pone a un lado sus ilusiones. Cuando una persona viaja a través de un desierto, comienza a imaginarse que ve lo que más desea en ese momento: agua. Las relaciones románticas no son muy diferentes para algunos. Uno comienza a fantasear que ella es justo lo que más queremos en ese momento. El problema con un espejismo es que no es real. Cuando llega a su destino descubre que sólo hay más de lo mismo. Esa es la razón por la que la desilusión puede ser una buena idea.

Muchas personas llevan consigo el cuadro perfecto del hombre o de la mujer de sus sueños. Esa imagen ha sido alimentada por películas, revistas y bodas. Todo luce perfecto en la boda, pero detrás de los trajes de etiqueta y de los bellos vestidos, hay personas con caracteres y faltas muy humanas. Si el matrimonio se basa en la ilusión de la perfección, muy pronto va a recibir un gran desencanto.

 

Próximo artículo: “Nueve pruebas para el matrimonio: La prueba de Lassie”

 

3 pensamientos en “Nueve pruebas para el matrimonio: La prueba de la gripe

  1. hola mi nombre es karo y tengo poco tiempo de casada ,dure muchos anos con mi esposo 10 anos,lo sgo queriendo , el es profesiista yo termine mi carrera , pero me gusta leer y superarme, el viaja mucho por su trabajo , aqui en el extranjero, pero aveces discutimos por que el siempre quiere tener la razon , yo aveces la tengo , me humilla aveces diciendome , que no sirvo para nada , me pide disculpas , que puedo hacer .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s