Nueve pruebas para el matrimonio: La prueba del supermercado

Parece que al fin encontramos lo que hemos estado buscando. Nos sentimos bien con esa persona, la hemos pasado bien juntos, está claro que estamos enamorados…y luego viene la gran pregunta: Cómo puedo saber con seguridad si esta es la persona que espero?

En esta serie de artículos vamos a tratar una serie de nueve pruebas diseñadas por Keith R. Anderson, que te ayudarán a saber con seguridad. Si pasa estas pruebas, tendrás un buen fundamento para un matrimonio que funcione. Es posible que no te gusten todas las pruebas y que sientas la tentación de pasar por alto una o dos, pero no lo hagas. Son parte de un todo. Si encuentras algo que te inquiete, habla con un amigo de tu confianza y considérela otra vez. Fíjate si hay algunos puntos ciegos o cuestiones que necesitas pensar más. Es mejor tomar las decisiones correctas basándonos en una apreciación precisa de la realidad para que no haya arrepentimientos después. Aquí vamos con la primera.

 

Prueba uno: La prueba del supermercado

Disfrutas de hacer mandados junto a la persona con quien piensas casarte? Si ir al supermercado no es un “suceso” para ustedes como pareja, entonces no se casen! Lo que es importante analizar aquí es la compatibilidad en el compañerismo. Se disfrutan mutuamente? Hay un mito que me asusta cuando lo escucho: “el enemigo del matrimonio es la rutina” Siento decepcionarte pero la realidad es que pasarán más tiempo haciendo mandados juntos que teniendo relaciones sexuales. Una parte importante (en cuanto a cantidad de tiempo) es precisamente la rutina! Así que la pregunta es: Has aprendido a disfrutar de los sucesos más comunes y a verlos como un gran regalo a favor de su relación? Analiza con cuidado, estoy hablando de una relación que ha progresado lo suficiente para ofrecer el gozo grande y continuo del compañerismo.

En nuestra sociedad, la mayor parte de la vida matrimonial se pasa en el auto; se vive en la rutina doméstica diaria. Los grandes sucesos como bodas, graduaciones y cumpleaños son las excepciones. La vida matrimonial se vive “en el camino”: haciendo mandados, ejecutando tareas, limpiando la casa y balanceando la cuenta bancaria. No es que tengan que deleitarse en todas estas tareas, pero la Prueba del supermercado quiere saber: se deleitan en pasar tiempo juntos, aun en ese tiempo común, ordinario y diario?

Si es así, entonces habrán pasado la primera prueba. Si no estás seguro, entonces comienza a observar cómo fluye la relación en los momentos en que están haciendo “lo de siempre”. Prueba a acompañar a tu pareja al dentista, ofrezcan hacer las compras para sus padres o cuiden de sus sobrinitos juntos. Al fin y al cabo, el centro de la relación matrimonial es el compañerismo. Dios creó a Eva como compañera de Adán, para que él no esté solo. Esa es la esencia de la relación.

Próximo artículo: “Nueve pruebas para el matrimonio: La prueba de la gripe”

Anuncios

2 pensamientos en “Nueve pruebas para el matrimonio: La prueba del supermercado

    • Nunca borro los comentarios a menos que caigan en las siguientes categorías:
      – Es un comentario repetido (hay personas que mandan más de una vez su comentario)
      – Es completamente inentendible (ej: lkdjfd jfñdfd slfdijñijñ9ñjsafasdf… hay gente que manda eso!… no tienen más en qué ocupar su tiempo??)
      – Contiene tan solo lenguaje vulgar

      Del resto, obviamente entra primero a aprobación, y tu comentario está publicado, es más lo acabo de responder. No se publica inmediatamente, talvez por eso malentendiste.

      ¡Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s