Su archivo de imágenes

Continuación del artículo “Esta noche no, cariño”

 

Cuando una mujer atractiva y bien vestida está haciendo una presentación en una reunión de ejecutivos, qué pasa por la mente de los hombres que están en esa sala de conferencias? “No sabía que las acciones de la compañía habían bajado tanto en el semestre pasado…”, “Me pregunto quién ganó el partido de esta mañana…”, “ay! me manché la corbata con café…ojalá nadie se haya dado cuenta…” Pues no! Nos sorprendería saber que muy probablemente todos los hombres, felizmente casados o no, estarían luchando con pensamientos sexuales y encontrarían difícil concentrarse en las palabras de la mujer. Con esta pregunta comienza la autora del libro su relato sobre este tema que es bastante difícil de asimilar para nosotras. Sabemos que los hombres son visuales, pero no tenemos ni idea del alcance que tiene esta afirmación. No alcanzamos a entender cuan universal es esta tentación para ellos. El ser “visuales” significa que es instintivo para un hombre sentirse atraído hacia imágenes de mujeres, tanto en vivo como en sus recuerdos. Cuando se trata de mujeres, todos tienen vista 20/20!

Este hecho puede que nos haga sentir traicionadas o fracasadas por no ser lo suficientemente atractivas, pero a través del estudio realizado con miles de hombres en Estados Unidos se concluyó que parte de la naturaleza del hombre es fijarse en mujeres atractivas; ellos simplemente no pueden evitar hacerlo. Y si acaso un hombre decide mirar a otro lado, por respeto a su esposa, no puede evitar estar consciente de la presencia de una mujer bonita cerca; su propio radar de detección femenina incorporado.

Puede que no nos demos cuenta de que los hombres poseen un archivo privado de imágenes sensuales que ellos han observado a lo largo de su vida. Algunas son positivas, de momentos románticos con nosotras, pero otras no lo son. Son imágenes que se han grabado involuntariamente en su memoria simplemente por vivir en la cultura y sociedad actual, y son imágenes que se le vienen a la mente sin previo aviso. Las imágenes están ahí, listas para salir a la superficie en cualquier momento, y frecuentemente lo hacen. Nosotras no lo entendemos, porque a nosotras no nos sucede casi nunca (a quién de ustedes se le vienen imágenes de Brad Pitt sin camisa cada 30 segundos??). Pero esta es una verdadera dificultad para ellos. Para los adolescentes (madre mía!) todo el tiempo. Para un joven de veinte a treinta años, casi todo el tiempo. A medida que envejece se vuelve menos frecuente.

Entonces cómo caray lidiamos con esto? Pues el punto crucial es exactamente la manera como respondemos. Lo primero que debemos entender es que una cosa es ser tentado, y otra muy diferente es sucumbir a esa tentación. Las imágenes sensuales sorprenden a un hombre sin su permiso, y su respuesta de atracción es involuntaria. Sin embargo (puffff que bueno me encanta cuando hay un sin embargo…) llegado a este punto él puede tomar una decisión: o entretener esos pensamientos, o quitárselos de encima y enviarlos lejos (y bien lejos!! ejem…bueno sigamos…)

Muchos hombres toman muy seriamente el evitar estas tentaciones y han ideado algunas técnicas para evitar perder la concentración, especialmente aquellos que están comprometidos a respetar a su esposa y van regularmente a la iglesia. Se requiere fortaleza y disciplina para que un hombre se mantenga “cuerdo” en nuestros días y en esta cultura, y talvez podríamos empezar reconociendo este hecho y apreciando a nuestro cónyuge por ello.

En segundo lugar, debemos considerar que una gran parte de ese impulso que ellos tienen es simplemente el deseo de apreciar algo hermoso, como quien mira una pintura. Tercero, esta lucha que ellos tienen no es culpa de nosotras (así que no quiero ver ninguna cara larga por aquí!). Así que no es extraño que nuestro esposo se de cuenta de que hay alguna mujer atractiva cerca (osea que no tienen ninguna tuerca floja, está en pleno funcionamiento normal). Pero lo más importante que hay que recordar, es que esta lucha que ellos tienen no tiene ningún impacto en su amor por nosotras. Citando uno de los hombres que participaron en el estudio: “No existe ninguna relación con esa mujer que ha llamado tu atención. Con tu esposa tienes una relación profunda, larga y significativa. No hay competencia ahí”.

Entonces cómo podemos ayudarlos? Ora por él y por tu matrimonio. Escudriña tu corazón y analiza si lo estás amando de la manera que él desea y necesita. Lo amas por lo que es o por lo que quieres que sea? Se un apoyo al apreciar su esfuerzo por evitar la tentación. Pregúntale cómo quiere que tu lo apoyes en esta área, y cuídate de las cosas que lo hacen más difícil (un hombre se vuelve vulnerable cuando se siente enojado, solitario y estresado).

Finalmente, recuerda que Dios hizo a tu cónyuge así, y esto es “bueno en gran manera”.

 

Próximo artículo: “Romance a la vista”

 

7 pensamientos en “Su archivo de imágenes

  1. Buen articulo, me recordo uno que publique acerca del pudor lo recomiendo también porque va relacionado, también hay un libro que se llama “la batalla de cada hombre” se centra en como luchar contra todo esse tipo de cosas
    saludos!

  2. Gracias, iré a chequear el artículo del que me hablas. El libro es de Stephen Arterburn y Mike Stoeker, y sí, es cierto que es muy bueno. Saludos!

  3. Las diferencias innatas entre el hombre y la mujer, hacen que la relación, especialmente el matrimonio, tenga que quitar a diario “piedras de tropiezo”; y el hacerlo, ratifica el amor que sienten uno por el otro.

    Dios te bendiga.

  4. Hola yo pienso que solo no se busca pareja por el solo hecho de tener solo una compañia, sino tambien se busca una pareja para brindarle amor y comprencion y tener una persona en quien confiar y tener un apoyo en los moemntos mas dificiles de la vida, como tambien en los momentos de alegria.
    Solo pienso que Dios algun día me ayude a encontrar la felicidad, por eso confio en el.

    Que Dios los bendiga.

  5. Dios nos creó con la necesidad de relacionarnos a nivel más profundo. Este anhelo de intimidad es el que nos empuja a buscar un compañero de vida, alguien con quien podamos compartir nuestro ser interior. Dios te guíe en tu búsqueda, y que esa persona esté comprometida también a construir una relación basada en sus principios. Gracias por tu comentario!

  6. Creo que el hecho de ver a otra persona, no es un pecado el problema es alimentar todo sentimiento o atraccion hacia alguien. que no sea nuestro conyuque.
    como hombre le pido a Dios sabiduria y fortaleza y antes de caer en esa tentacion me acuerdo que Dios me ha regalado una esposa muy hermosa y encantadora.
    Dios les bendiga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s