Mi respuesta es mi responsabilidad

Hace un par de días vi un pequeño video del Dr. Emerson Eggerichs donde menciona lo siguiente: “Mi respuesta es mi responsabilidad”. Encontré que tiene mucha razón. Nos resulta fácil culpar a nuestro cónyuge por hacernos sentir y reaccionar de la manera en que lo hacemos. Nos resulta fácil poner la responsabilidad por nuestras reacciones sobre nuestro cónyuge, y lo justificamos pensando “él provocó que yo me comporte así”. Pero la verdad es que nuestro cónyuge no causa que nosotros seamos de la manera en que somos, nuestro cónyuge revela la manera en que somos. Así que si decidimos tomar control de nuestras reacciones, independientemente de las acciones de nuestro cónyuge, pronto veremos que algo positivo ocurre: él o ella comenzará a actuar de manera diferente. Siempre el cambio comienza por nosotros mismos, nuestro cónyuge cambiará como reflejo a eso.

Un pensamiento en “Mi respuesta es mi responsabilidad

  1. Es muy acertado el título “Mi respuesta es mi responsabilidad” porque el poder de la palabra que sale de nosotros es sumamente poderoso, porque viene de nuestros corazones.

    De la abundancia del corazón habla la boca (Mateo 12:34)

    Dios te bendiga querida Cristi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s